Ciclo hermanos Coen: 'El Gran Salto', un pequeño tropiezo


En mi crítica de 'Arizona Baby' ya hice mención a ello, y es que la amistad que los Coen tenían con Sam Raimi desde sus inicios provocó una colaboración en el guión de 'Crimewave'. El propio Raimi haría un cameo en la magnífica 'Muerte entre las Flores', y, tras realizar su trabajo más personal con 'Barton Fink', Raimi ayudó a los hermanos Coen en la escritura del guión de su siguiente película, lo cual se nota en el estilo de la misma. 'El Gran Salto' ('The Hudsucker Proxy') se convirtió, pese a todo, en una de las películas más flojas de la filmografía de estos hermanos directores.

Cuando el director de una importante empresa se suicida, todos los accionistas se ponen de acuerdo y elaboran un plan para obtener los mayores beneficios posibles: se trata de poner al frente del consejo de dirección a alguien fácilmente manipulable. Todo parece sencillo hasta que entra en escena Amy Archer.



El tirón de 'Barton Fink' provocó que esta cinta estuviera nominada a la palma de oro de Cannes, pero está claro que nos encontramos ante una película inferior en el currículum de los Coen. Como ya decía, la mano de Raimi en el guión se nota en el estilo de la película y, aunque Sam Raimi sea un director bastante interesante, esto lastra a dicha película hasta el punto de dejarla por debajo de a lo que los Coen nos tenían acostumbrados.

Tampoco se puede decir que sea una mala película, ya que nos encontramos ante una comedia distinta y con una personalidad propia que también se desprende de la ideología de Sam Raimi. El problema es que de la mano de los hermanos Coen y con un reparto que tiene a Tim Robbins, Paul Newman, Jennifer Jason Leigh y Steve Buscemi como reclamo se debería obtener un resultado final mejor.



Todo esto no quiere decir que no se note la mano de los Coen, y encontramos secuencias realmente brillantes dentro del metraje, como aquella en la que vemos como el "hula hoop" se convierte en el juguete de moda, una secuencia que, junto al estilo propio aportado por Raimi, resulta de lo más hilarante. Además, de nuevo los colaboradores habituales en fotografía y banda sonora, Roger Deakins y Carter Burwell, realizan un buen trabajo, pero también inferior a lo que ya nos habían acostumbrado en sus anteriores colaboraciones.

En definitiva, nos encontramos ante un trabajo menor en la filmografía de los hermanos Coen pero también ante una comedia divertida que nos ayudará a pasar un buen rato.

0 Comentarios

    Para poder escribir comentarios en la entrada de blog, debes acceder con tu cuenta de candidato, o crear una.