Ciclo hermanos Coen: Barton Fink, bloqueo metafórico


'Barton Fink' fue la cuarta película de los hermanos Coen, posiblemente su película más personal. Para muchos su mejor película, para otros una muestra pretenciosa del ego de estos hermanos. No entiendo esta segunda apreciación, ya que lo que los Coen buscan con esta película es plasmar en imágenes lo que supone la inspiración para un guionista. Ellos mismos se han visto en la situación del protagonista en muchísimas ocasiones, y por lo tanto la visión metafórica de 'Barton Fink' es perfecta en ese sentido.


En 1941, Barton Fink viaja a Hollywood para escribir un guión sobre el luchador Wallace Berry. Una vez instalado en el Hotel Earle, el guionista sufre un agudo bloqueo mental. Su vecino de habitación, un jovial vendedor de seguros, trata de ayudarlo, pero una serie de circunstancias adversas hacen que se sienta cada vez más incapaz de afrontar su trabajo.

Con esta película, los Coen rompieron un viejo récord, que no es ni más ni menos que ganar los tres premios principales del festival de Cannes después de 44 años sin que esto ocurriera. Película, director y actor (John Turturro) se llevaron estos premios de un festival que, a día de hoy, probablemente sea el único que premia al cine como arte no meramente comercial.

Una vez más, la maestría tras la cámara de los hermanos unida a su increíble capacidad de escribir guiones, forman una película perfecta, distinta a lo que el cine en general nos tiene acostumbrados. El dominio de los tiempos y del ritmo narrativo por parte de los Coen es perfecto y, a través de este relato, nos regalan un trabajo formidable.

El reparto está perfecto, con un John Turturro magistral en el papel principal que da título a la película, acompañado de John Goodman, Judy Davis, Michael Lerner, John Mahoney, Steve Buscemi, Tony Shalhoub y Jon Polito. Turturro interpreta y nos hace creer que es ese escritor hundido en un bloqueo mental que no le permite escribir el guión encargado por un productor de cine. El relato de como un reputado guionista teatral no puede afrontar un trabajo de encargo cinematográfico queda perfectamente plasmado por la interpretación del actor.



Esta fue, además, la primera colaboración con los Coen de Roger Deakins a cargo de la dirección de fotografía en sustitución de Barry Sonnenfeld y hay que decir, no sólo que realiza un trabajo perfecto, sino que además se convertiría en el nuevo colaborador hasta la fecha. Junto a, una vez más, Carter Burwell a cargo de la banda sonora, la ambientación de la historia resulta, de nuevo, perfecta.

En definitiva, 'Barton Fink' es el magistral trabajo por el que se puede conocer un poco más a estos espectaculares artesanos que son los hermanos Coen y, probablemente, el punto de inflexión de su carrera, que hasta esta película no había hecho más que ascender. De hecho, esta fue una película que precedió a uno de sus trabajos más flojos.

0 Comentarios

    Para poder escribir comentarios en la entrada de blog, debes acceder con tu cuenta de candidato, o crear una.