'El Atlas de las Nubes', bipolaridad cinematográfica

En la historia del cine no hay muchos casos en los que varios directores se unan para rodar una sola película entre todos. Uno de los casos más recientes lo encontramos en ‘Four Rooms’, en la que cuatro directores se dedicaban a cuatro historias distintas dentro de una misma trama. El último caso nos trae un proyecto realmente ambicioso, dirigido por los hermanos Andy y Lana Wachowski y Tom Tykwer, llamado ‘El Atlas de las Nubes’.

‘El Atlas de las Nubes’ es una novela que da la vuelta al mundo y recorre desde el siglo XIX hasta un futuro apocalíptico, a través de seis historias entrelazadas. El relato se abre en 1849 con el regreso de un notario estadounidense desde las islas Chatham a su California natal. La acción se traslada a 1936 en Bélgica, donde un compositor que ha sido desheredado, se introduce en el hogar de un artista enfermizo y su seductora esposa. De ahí saltamos a la Costa Oeste en la década de los setenta, cuando Luisa Rey destapa una red de avaricia y crimen que pone en peligro su vida. Y, del mismo modo, viajamos a la ignominiosa Inglaterra de nuestros días, a un superestado coreano del futuro próximo regido por un capitalismo desbocado y, finalmente, a Hawai, a una Edad de Hierro post-apocalíptica que corresponde a los últimos días de la historia de la Tierra.



Es realmente difícil realizar una crítica sobre un proyecto tan ambicioso y mastodóntico como el que nos ocupa, siendo mucho más fácil tratar de dividir el trabajo de los directores y criticar ambas partes por separado. De este modo, en lo que al inicio y desarrollo de las historias se refiere, son mucho más redondas aquellas dirigidas por Tykwer, que realiza un trabajo interesante tanto dirigiendo esos fragmentos como en la parte que le corresponde de banda sonora. Sin embargo, a la hora de dar sentido a estas historias que enlazan vidas a través de los siglos de un modo milimétrico, son los Wachowski los que se llevan  la palma, realizando además un brillante trabajo en lo que al rodaje de escenas de acción se refiere y plasmando a la perfección toda la temática religiosa y social que tan acertadamente plasmaran ya en ‘Matrix’.

El film tiene un reparto estelar, con unos estupendos Tom Hanks, Halle Berry, Jim Broadbent, Hugo Weaving, Jim Sturgess, Ben Whishaw y Hugh Grant, siendo la interpretación de Susan Sarandon la que más pasa desapercibida. El uso de los mismos actores para todas las historias, interpretando a distintos personajes, enaltece el trabajo de dichos actores, siendo una inteligentísima maniobra de sus directores para poder entender del todo lo que nos quiere mostrar este aparentemente complejo entramado. Digo aparentemente porque es en su, a veces, caótico montaje dónde el espectador puede perder el hilo, pero cierto es que en la mayoría de ocasiones ese montaje está hecho de manera magistral y el resultado final es altamente satisfactorio.



Como decía anteriormente, la banda sonora es acertadísima, siendo el propio Tykwer uno de los encargados junto a Reinhold Heil y Johnny Klimek. En el apartado de fotografía, son Frank Griebe y John Toll los artífices de un trabajo magnífico para ensalzar lo que los directores nos quieren mostrar.

En definitiva, ‘El Atlas de las Nubes’ es una película que pese a su extraña concepción, resulta un interesante retrato de la condición humana muy acorde a los primeros trabajos de los Wachowski en la que Tom Tykwer aporta una muy importante capacidad narrativa de la que los primeros parecen carecer en ocasiones.

0 Comentarios

    Para poder escribir comentarios en la entrada de blog, debes acceder con tu cuenta de candidato, o crear una.