'En Tierra Hostil', la guerra como diversión


En los años 90 Kathryn Bigelow se perfilaba como una directora de cine bastante interesante con títulos como 'Le Llaman Bodhi'. Además, parecía que la acción era el género que más controlaba y en el que mejor se desenvolvía. Es curioso que el prestigio le llegara no hace mucho con una película bélica que, sin duda, no llega al nivel de sus anteriores trabajos.

En Irak, una unidad de élite de artificieros norteamericanos actúa en una caótica ciudad donde cualquier persona puede ser un enemigo y cualquier objeto, una bomba. El jefe del grupo, el sargento Thompson, muere en el transcurso de una misión y es sustituido por el impredecible y temerario sargento William James. Cuando falta poco para que la brigada sea relevada, el imprudente comportamiento de James hará que dos de sus subordinados, se planteen seriamente el riesgo que corren.



No es que 'En Tierra Hostil' sea una mala película por parte de Bigelow, que técnicamente realiza un buen trabajo al dotar de cierto aroma documental al film con unas escenas de cámara en mano bastante logradas. El problema de la película es que, por lo general, el cine bélico se caracteriza de ser antibélico y, en este caso, nos encontramos ante un panfleto propagandístico meramente fascista en el que EEUU es la solución de los problemas del resto de países, que, por supuesto, están atrasados en comparación.

Joyas bélicas como 'Apocalypse Now' de Francis Ford Coppola, 'La Chaqueta Metálica' de Stanley Kubrick o 'La Delgada Línea Roja' de Terrence Malick nos relatan el horror de la guerra de manera magnífica. Sin embargo, 'En Tierra Hostil' reblandece esos horrores con partes de la trama en la que se nos vende que la guerra es algo tan divertido como un videojuego para los soldados que se encuentran en ellas.



En el tema interpretativo, Jeremy Renner es el maestro de ceremonias de la película y no realiza un mal trabajo en una historia pobre cuyo guión intercala secuencias del trabajo de artificieros realizado en Irak con una historia pretenciosamente moralista que no convence tras el clarísimo y rancio mensaje patriótico americano. Marco Beltrami y Barry Ackroyd nos brindan un trabajo decente en cuanto a banda sonora y fotografía, respectivamente.

En definitiva, 'En Tierra Hostil' es una película medianamente entretenida que, pese a ello, goza de un guión lamentable que parece ensalzar la guerra como solución a los problemas de un sólo país.

0 Comentarios

    Para poder escribir comentarios en la entrada de blog, debes acceder con tu cuenta de candidato, o crear una.