Estelares y estrellados



goyasTras dedicar una serie de entradas a las nominaciones en las distintas categorías de mejor cortometraje, hoy toca comentar el palmarés de los Goya 2013. El tono reivindicativo vuelve, como parecía inevitable, si bien la comparación con la ceremonia del “no a la guerra” no me parece acertada. Ni el contexto ni las formas son equiparables. Los cambios en la presidencia de la institución traen consigo discursos diferentes. Enrique González Macho enfoca el problema de la piratería de un modo muy distinto al que empleó Álex de la Iglesia.

La ceremonia fue sobria, en correspondencia con la situación que vivimos: la puesta en escena, el decorado y los modelos prestados para la ocasión para promocionar la moda española, no brillaron como otros años. Lo más interesante que dijo Eva H fue la alusión a la incertidumbre ante la nueva ley de financiación del cine, cuyos efectos comprobaremos en la próxima edición. Igual que sucedido el año pasado con Santiago Segura, otros humoristas estuvieron más inspirados que la presentadora: los chicos de “La hora chanante” contaron con la intervención de algunas caras conocidas entre los asistentes. De todos modos, el espectáculo fue por otro camino, entre el morbo ante la presencia del impopular ministro Wert, y algunas torpezas que animaron un poco la velada, convertida de nuevo en una sucesión de emocionados discursos de agradecimiento a la familia, en medio de la cansina repetición de los mismos títulos una y otra vez. ¿No hay manera de conseguir que las nominaciones estén un poco más repartidas? La pifia de la lectura errónea del premio a la mejor canción rompió la rutina de forma más contundente de lo que hubiese conseguido la interpretación de los temas nominados en el escenario. De todas formas, el involuntario sketch fue demasiado cruel para los perdedores, así que no podemos situarlo a la altura de los grandes momentos surrealistas de la historia de los Goya, como los discursos de Helena Fernan Gómez. Si hay que elegir, me quedo con los premios (de honor para ella y primera nominación al mejor actor para él) a Concha Velasco y José Sacristán. Más vale tarde que nunca. Ella estuvo muy acertada al convertir su discurso en un monólogo de “stand up comedy”. Sobró el pobre y desafinado número musical de homenaje, eterno punto débil de las ceremonias de los Goya.

Contundente triunfo de la arriesgada “Blancanieves”, que al igual que sucedió con “La Soledad”, se impuso a una producción de éxito “a la americana” dirigida por J.A. Bayona. “Lo imposible” también se quedó a las puertas de conseguir el premio a la mejor película, como pasó con “El Orfanato”. Puede que algunos académicos recelen de una película rodada en inglés con actores extranjeros (si no son hispanoparlantes, mejor que no sueñen con ganar), pero también hay que señalar que “Blancanieves” es una película muy alabada por la crítica, llamada a convertirse en un clásico. Dos películas antagónicas, con seguidores y detractores a los que era imposible contentar a partes iguales. “El artista y la modelo” partía en desventaja en cuanto a popularidad y repercusión mediática. Trueba era consciente de ello, pero acudió a la ceremonia sabiendo que podía irse de vacío, como finalmente sucedió. No hay que interpretar esto como un desprecio o boicot. Cuando un director ha arrasado otros años y se cuela entre los nominados con un film de menor repercusión, se extiende la impresión de que ese año no toca. La lotería de los premios funciona así, y pueden cometerse injusticias. Al igual que en el resto de las categorías, no ha habido grandes sorpresas entre los cortos. Los ganadores partían con muchas posibilidades. Tal vez se pueda señalar como gran perdedor a “Voice over”, de Martín Rosete, que no pudo con “Aquel no era yo”, de Esteban Crespo, en la tradición de cortos comprometidos premiados en los Goya.

Enhorabuena a todos los ganadores y nominados. 



Lista de premiados en la web de la academia: http://premiosgoya.academiadecine.com/ganadores/

0 Comentarios

    Para poder escribir comentarios en la entrada de blog, debes acceder con tu cuenta de candidato, o crear una.