'La Gran Estafa Americana', instinto de supervivencia

David O. Russell se ha ganado con un par de películas el reconocimiento de la industria cinematográfica americana. Esto puede significar dos cosas, o bien la autoexigencia del director para seguir mostrando su talento hasta alcanzar el Oscar, o bien el acomodo en un tipo de cine que no llegará a la brillantez necesaria debido a la prisa por ganar dicho galardón. Su última película, nuevamente nominada, es 'La Gran Estafa Americana'.

Un brillante estafador y su astuta y seductora compañera se ven obligados a trabajar para un tempestuoso agente del FBI que los arrastra al peligroso y atractivo mundo de la política y la mafia de Nueva Jersey.



Hay dos grandes bazas en la última película de David O. Russell que la convierten en un grandísimo entretenimiento y, sin duda, una de ellas es un guión magnífico en el que su director jamás cae en el efectismo barato propio de los films de temática similar. Por otro lado, sus soberbias interpretaciones son capaces de sostener la película sin necesidad de alardes, ya que Christian Bale, Amy Adams, Bradley Cooper, Jennifer Lawrence y Jeremy Renner están perfectos en sus respectivos papeles. Además, la fugaz aparición de Robert De Niro se muestra refrescante en el momento justo en el que ocurre.

Pero no todo es brillante en este film, ya que O. Russell parece haber escogido el segundo camino que describía al principio de mi crítica, demostrando que, como director acomodado, poco o nada necesita para realizar un entretenimiento de esta magnitud, pero eso le lleva a una monotonía y un automatismo que resultan peligrosos para la evolución del talento de un director. Es este punto lo que lastra una película que muestra un gran potencial gracias al mencionado guión, pero es un potencial que se nos muestra, en ocasiones, desaprovechado.



El trabajo de fotografía de Linus Sandgren resulta muy interesante y la música de Danny Elfman es acertadísima.

En definitiva, 'La Gran Estafa Americana' es un buen entretenimiento apoyado en un fantástico guión y unas inspiradas interpretaciones que desaprovecha su propio potencial por el aparente acomodo de su propio director en la industria norteamericana.

0 Comentarios

    Para poder escribir comentarios en la entrada de blog, debes acceder con tu cuenta de candidato, o crear una.