Blog

Jazmín, del corto al largo


No pocos cortos se han planteado como una especie de teaser de un futuro largometraje.  Dentro del cine español, hay dos ejemplos recientes de películas estrenadas en salas con una duración estándar, que empezaron siendo cortos: "Carne de neón" (Paco Cabezas, 2010) e "Impávido" (Carlos Therón, 2012). En ambos casos, los cortos tuvieron un exitoso recorrido que parecía ser una excelente tarjeta de presentación. Sin embargo, los largos fueron sendos fracasos. Tal vez al mantener los títulos originales, muchos espectadores pensaron que se trataría de una especie de remakes con escenas añadidas. Daniel Sánchez Arévalo recreó el mundo de su corto... (seguir leyendo)

Ver mas