'Nebraska', vivir es una ilusión

Todos los años, sobre todo desde que se pueden nominar a más de cinco películas, hay un par de películas que, aunque no tienen posibilidades de ganar la estatuilla dorada por razones meramente académicas y continuistas, se cuelan en la lista de mejores películas del año para la industria hollywoodiense. Este año, una de ellas ha sido 'Nebraska' de Alexander Payne.

Después de recibir un “premio” por correo, Woody Grant, un anciano con síntomas de demencia, cree que se ha vuelto rico y obliga a su receloso hijo David a emprender un viaje para ir a cobrarlo. Poco a poco, la relación entre ambos —rota durante varios años por los continuos desvaríos etílicos de Woody— tomará un cariz distinto ante la sorpresa de la madre y del triunfador hermano de David.



En resumen de lo que voy a exponer a continuación, Alexander Payne ha conseguido su mejor película. Y esto es algo realmente impresionante, teniendo en cuenta los dos anteriores trabajos del director, las magníficas 'Entre Copas' y 'Los Descendientes'. Y es que con 'Nebraska', Alexander Payne afianza su estilo mostrándonos una capacidad espectacular en cuanto a narrativa visual se refiere, ya que con un par de escenas, Payne es capaz de retratar a toda una sociedad.

Pero esto no se queda aquí, ya que los diálogos refuerzan de manera inmejorable esa narrativa que mencionaba, pues con ellos no solo vemos retratada esa sociedad, sino que además conseguimos entrar en los terrenos de conflictos familiares en los que la película se introduce. Esto es algo que sin duda se ve magnificado con la colosal interpretación de Bruce Dern, que además está acompañado de una enorme cantidad de talento con actores desconocidos para el gran público, como Will Forte, June Squibb y Bob Odenkirk entre otros.



La fotografía en blanco y negro a cargo de Phedon Papamichael es una maravilla y la elección de hacerlo en este formato engrandece el conjunto de manera inpensable. La banda sonora de Mark Orton es otro magnífico broche a una película que, sin duda, es una de las mejores del año.

En definitiva, 'Nebraska' no es solo una gran película, también es la mejor de un director como Alexander Payne, que, poco a poco y sin meterse de lleno en la maquinaria hollywoodiense, se ha afianzado como uno de los mejores directores de la actualidad.

0 Comentarios

    Para poder escribir comentarios en la entrada de blog, debes acceder con tu cuenta de candidato, o crear una.