'The Amazing Spider-Man', más de lo mismo


El anuncio de un remake suele ser, por norma general, un jarro de agua fría en el mundo del cine por lo innecesaria que parece ser su práctica. Pocas veces un remake es una acertada opción de cara a intentar realizar una película que aporte algo nuevo, aunque a veces se consiga. Pero lo que no soy capaz de entender es el hecho de realizar una nueva versión de una historia que ha terminado tan recientemente como lo ha hecho el Spider-Man de la mano de Sam Raimi. Con las cenizas de este arácnido personaje todavía humeantes, Marc Webb ha reiniciado la franquicia con ‘The Amazing Spider-Man’.

Como la mayoría de los adolescentes de su edad, Peter está intentando descubrir quién es y cómo ha llegado a ser lo que es. En su viaje para atar los cabos de su pasado descubre un secreto que guardaba su padre, un secreto que finalmente dará forma a su destino como Spider-Man.



La labor del director no desemboca en un film peor o mejor que los dirigidos por Raimi, si exceptuamos la lamentable tercera entrega; simplemente es “distinta”. Y entrecomillo distinta, porque realmente cambiar el origen del personaje y añadirle un pequeño aliciente en forma de búsqueda de su pasado no es suficiente para ofrecer algo que no hayamos visto ya no solo en los anteriores films del trepamuros, sino en cualquier otra película de superhéroes. En ese sentido, la película es de lo más rutinaria que se pueda encontrar, algo que se plasma de manera indefinible en el ya manido recurso de la bipolaridad en un villano que, además, no parece tener unas motivaciones claras para hacer lo que hace.



Aun así, las escenas de acción son lo suficientemente acertadas como para encontrarnos un entretenimiento decente bien sostenido por su pareja protagonista, unos interesantes Andrew Garfield y Emma Stone. La aparición de Martin Sheen como tío Ben no pasa de anecdótica y Rhys Ifans hace lo que puede con un villano que, como ya he dicho, no pasa de tópico y, por así decirlo, absurdo. El trabajo de fotografía realizado por John Schartzman resulta interesante, lástima que la banda sonora a cargo de James Horner resulte desconcertante y desubicada en algunos tramos de la película.

En definitiva, ‘The Amazing Spider-Man’ es una cinta entretenida que, aun así, no pasa de rutinaria y de innecesaria por lo tempranero de su estreno tras la ya enterrada saga de un Sam Raimi que ya realizara algo que, al menos, también entretenía.

0 Comentarios

    Para poder escribir comentarios en la entrada de blog, debes acceder con tu cuenta de candidato, o crear una.