Ciclo hermanos Coen: 'No es País para Viejos', regreso triunfal


Tras el tenue fracaso que supuso 'Ladykillers', los hermanos Coen tardaron tres años en acometer su siguiente proyecto. La adaptación de la novela homónima de Cormac McCarthy 'No es País para Viejos' supuso la triunfal vuelta de los Coen a lo más alto, con el reconocimiento de la academia en la ceremonia de los Oscar.

En 1980, en la frontera de Texas, cerca de río Grande, Llewelyn Moss, un cazador de antílopes, descubre a unos hombres acribillados a balazos, un cargamento de heroína y dos millones de dólares en efectivo. Este será el inicio de todos sus problemas.



Con esta premisa ya nos damos cuenta que el relato escrito por McCarthy parecía estar pensado para que los Coen lo adaptaran al cine, con el tema predominante en su filmografía como motor de la historia al situar a un hombre que cree tener la mayor de las suertes al encontrar dos millones de dólares, siendo, en realidad, el inicio de todo mal. Además, una vez más, la figura del mal imparable vuelve a estar presente en el personaje magistralmente interpretado por Javier Bardem, uno de los mejores villanos de los últimos años en el cine. Interpretativamente es el actor español el que se lleva el gato al agua, pero se ve magníficamente acompañado por unas grandes interpretaciones a cargo de Josh Brolin, Tommy Lee Jones y Woody Harrelson. Estamos, por lo tanto, una vez más, ante una película perfectamente realizada por parte de los Coen en cuanto a dirección de actores.

Sin embargo, el plato fuerte de la cinta es la capacidad con la que los Coen adaptan el relato escrito por McCarthy, mejorando por momentos la interesante novela. Una vez más, el trabajo de Roger Deakins a cargo de la fotografía es espectacular y el trabajo realizado por Carter Burwell en el sonido es tan bueno que el espectador no se da cuenta en ningún momento que la película no tiene banda sonora, suponiendo esto un logro impresionante por parte de la dirección de los Coen.



En definitiva, 'No es País para Viejos' supone la vuelta triunfal de los Coen al mundo del cine demostrando, una vez más, el conocimiento pleno que estos magníficos realizadores tienen sobre el lenguaje cinematográfico. Un prodigio de narración visual que hacía tiempo que no veíamos.

0 Comentarios

    Para poder escribir comentarios en la entrada de blog, debes acceder con tu cuenta de candidato, o crear una.