The Big Bang Theory: cuatro genios frikis con ganas de tener pareja


Otra de las series que ha terminado su quinta etapa en antena ha sido ‘The Big Bang Theory’, la comedia de esos personajes alocados, divertidos y despreocupados que siguen sus propias reglas sin importar lo que digan los demás. 



Al contrario de lo que hacen diferentes ficciones en el panorama televisivo, ‘The Big Bang Theory’ no es conocida por sus grandes cliffhanger al final de cada temporada. La razón principal es que no le hace falta: goza de una audiencia perfecta y unos demográficos envidiables que le aseguran el regreso temporada tras temporada.

Y parece que tendremos aventuras frikis para rato porque la comedia renovó por varias temporadas consecutivas, por lo que se aseguran la continuidad de ‘The Big Bang Theory’ hasta la séptima temporada. Algunos estarán a favor y otros en contra; yo al menos me encuentro encantado.

La quinta temporada ha sido un poco más de lo mismo respecto a las tramas de los personajes. Importantes cambios se vienen sucediendo en las temporadas anteriores, si las tres primeras temporadas me parecieron extraordinarias, la cuarta y la quinta han bajado un poco la calidad.

Es normal que los personajes tengan que avanzar en sus vidas (es el ciclo que nos toca vivir) lo cual ha supuesto la entrada de diferentes parejas para los protagonistas. A excepción de Raj, el resto de personajes han tenido líos amorosos que sobresalen por encima de las frikerias a las que nos tenían acostumbrados. 

Leonard estuvo con la hermana de Raj y volvió a enamorarse de Penny una vez más; Sheldon conoció a Amy, la cual ha intentando que el Dr. Cooper sienta algo más por ella; y Howard es el que más ha prosperado pasando de ser un salido empedernido a verle felizmente casado con Bernardette.

A veces el trió de chicas nos ha regalado momentos cómicos y divertidos, pero salvo la parte femenina de Sheldon (Amy) el resto no ha aportado lo que se esperaba de ellas. Penny va perdiendo su gracia en ausencia de sus ‘cara a cara’ con Sheldon, y Bernadette es un personaje sin demasiada relevancia argumental.

El cuarteto protagonista (Sheldon, Leonard, Howard y Raj) ha dejado atrás esos asuntos frikis, diálogos imposibles, tiendas de comics, películas de ciencia ficción, juegos enrevesados que les caracterizaban. Se echa de menos a un Sheldon más Sheldon y menos ensimismado por Amy, o los ‘momentos de chicos’ donde cada uno es dueño y señor de sus actos sin pensar en las novias que les esperan. 

Me parecen correctos los continuos cameos de actores/personajes importantes en la vida de los protagonistas, de la ciencia o de cualquier superhéroe concoide en la serie; si de de verdad estuvieran potenciando un poco más esa faceta que se está perdiendo temporada a temporada. Un episodio dedicado a Star Trek no resuelve otro dedicado a donde colgar un cuadro de Penny y Amy.

Pese a esta opinión más pesimista, ‘The Big Bang Theory’ me sigue atrayendo pero quizás no como el primer día. Me gusta verla, me rio con sus andanzas, me parecen entretenidas sus aventuras; aunque me gustaría que retomaran un poco más los origines de la misma en lugar de centrarse tanto en el emparejamiento de los personajes masculinos. 

0 Comentarios

    Para poder escribir comentarios en la entrada de blog, debes acceder con tu cuenta de candidato, o crear una.